Artículos de la categoría: General

Si realizas las compras para tus peludos a través de la imagen que se muestra a continuación, un porcentaje de tu compra irá destinada a los animales más necesitados.

Muchas gracias por ayudarnos.

General
hace 3 años

¡Comparte!

Aquí os dejamos algunas pautas interesantes para el cuidado de las Colonias Felinas

"Control y Alimentación en las Colonias Felinas"

Como todos sabemos ya nuestras ciudades guardan en muchos rinconcitos colonias felinas en las que los callejeros sobreviven. No han llegado a la calle por arte de magia ni los gatos callejeros son una especie autóctona de las ciudades. Todo esto se debe a algo que ha sucedido toda la vida, los abandonos y los animales que se pierden y no regresan. La capacidad de supervivencia de los gatos es muy alta, sobreviven y se reproducen creando esta población callejera que es nuestra responsabilidad únicamente y por la que debemos velar por su bienestar dentro de lo difícil de la situación. Sus vidas en la calle son cortas y muy duras, en nuestras ciudades los gatos están expuestos a multitud de peligros, enfermedades, atropellos, envenenamientos, ataques de perros y también por supuesto el odio que despiertan en muchos "humanos" que enfocan toda su agresividad hacia estos pobres animales que malviven en las calles, envenenando su alimento, torturándolos y matándolos sin miramientos y sin que la ley haga demasiado al respecto muchas veces por lo difícil que resulta probar quién ha sido.

Son por tanto los gatetes callejeros unos animales totalmente desamparados en un medio urbano en el que no pueden valerse por sí mismo. Que cacen para alimentarse es muy difícil debido a los pocos animales que pueden encontrar a su alcance, y aún así ejercen un gran control de plagas lo que es un gran beneficio para los ciudadanos.

Es por tanto nuestra responsabilidad cuidar de ellos y poner las medidas oportunas para controlar estas colonias dentro de la dificultad que supone la situación:

1. ESTERILIZACIÓN.
Es prioritario por encima de cualquier otra cosa controlar la natalidad para reducir cada vez más el número de animales que malviven en la calle. Es por ello que mediante el método CES (captura, esterilización, suelta) todos debemos concienciarnos en colaborar para poder controlar a cuántos más gatos sea posible. Es muy importante también saber que si atrapamos un callejero para esterilizar y posteriormente soltarlo en su entorno debemos siempre pedir que el veterinario realice una marca en su oreja durante la cirugía para que posteriores personas puedan saber que ese animal ya está esterilizado. Ha sucedido que animales ya esterilizados han sido capturados y han entrado en cirugía pasando por tanto por otra anestesia e incisión innecesaria de la que tienen que recuperarse además del tiempo y dinero invertido en vano para algo que ya estaba hecho.
La esterilización es además importantísima para la seguridad de los animales. Se producen muchas menos peleas con sus consiguientes contagios de enfermedades en animales esterilizados. Además salen menos por la ciudad pues dejan de buscar otros gatos con fines reproductivos evitando muchos peligros.

2. CÓMO ALIMENTARLES.
El alimento principal de una colonia debe ser el pienso. Este alimento les proporciona los nutrientes básicos y suficientes. Está seco y extrusionado por lo que tarda mucho en estropearse y es por tanto una opción muy segura para dejar a la intemperie. Igualmente el agua debe estar siempre presente en las colonias y debe cambiarse con la mayor regularidad posible, las aguas estancadas y sucias son un tremendo foco de enfermedades e infecciones. Debemos intentar en la medida de lo posible que los cacharros de agua y pienso estén colocados de manera discreta, tanto por la seguridad de los animales evitando que desaprensivos puedan echar veneno en su agua y comida, como por estética y así evitar las constantes quejas vecinales que ponen en peligro a los gatos de colonia. Ademas debemos ir retirando los cacharros ya inutilizados y que no se convierta el aspecto de la colonia en un vertedero de plásticos sucios. La alimentación húmeda es muy buena, supone un aporte extra de grasa y humedad que les viene muy bien pero hay que darla cuando acudimos a visitar la colonia, controlar que se la coman y retirar cualquier resto que pueda sobrar. Este alimento se estropea muy rápidamente y puede producir graves problemas de salud si lo ingieren en malas condiciones, además de que al ser un alimento húmedo atrae multitud de bichos y es foco de infecciones.

3. QUÉ NO HACER.
Muchas personas con la mejor intención de ayudar al bienestar de estos peques llevan a cabo prácticas que en realidad les ponen en peligro. Nunca debemos poner restos de comida casera y desperdicios en las colonias. Estos alimentos además de estropearse muy rápidamente y suponer un peligro están cocinados a menudo con ingredientes que los gatos no deben consumir, como sal, cebolla y un largo etc. Además, a menudo las personas los vierten en los comederos de pienso estropeando por completo el alimento seco. Estéticamente además ensucian tremendamente las colonias por lo que aumentan exponencialmente las quejas de los vecinos. De igual manera a menudo las personas tiran mantas, colchones, cojines, sillas, sillones, etc... a estas colonias con la mejor intención pero provocando un problema muy grande. Esto provoca que la colonia tenga aspecto de vertedero y se culpe a la existencia de gatos en el lugar el que la gente eche todo tipo de basura en estos lugares. Los cuidadores de colonia en la medida de lo posible pueden procurar refugios ubicados de la manera más discreta posible hechos con cajas forradas o similar.
Por último y muy importante, si sabemos que una colonia está controlada por unas personas que están dedicando su esfuerzo a alimentarlos y esterilizarlos, si queremos ayudar debemos hablar con estas personas y no ir por libre. Cuando se echa alimento extra durante otros horarios, etc, sin que los cuidadores de colonia lo sepan, sucede que a menudo se entorpece su labor. Es posible que fuesen a capturar un gato para esterilizar o tuviesen que dar una medicación y cuando lleguen los gatos no salgan debido a que ya se han saciado.

Por favor, seamos todos responsables y cuidemos con un orden y siguiendo unas mínimas normas de estos animales que nos necesitan y que es nuestra responsabilidad como especie que se encuentren en las condiciones que están.

General
hace 3 años

¡Comparte!